viernes, septiembre 30, 2022
29 C
San Pedro Sula
VER MAS

    Reconocimiento a medio siglo de ser militares en defensa de la paz y hermandad, de la soberanía de Honduras

    Después de trascurridos cincuenta años de unidad profesional en protección de la soberanía de Honduras, la Décima Promoción de Oficiales egresados de la Academia Militar de Honduras General Francisco Morazán dejaron plasmada su huella militar en el Bulevar de las Promociones al recibir la placa de reconocimiento por la lealtad a la patria de manos de las máximas autoridades de Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas de Honduras.

    El Secretario de Defensa Nacional, José Manuel Zelaya Rosales, enfatizó “Hoy nos toca asumir los compromisos, mi reconocimiento a la Décima Promoción, que sin duda uno tiene ejemplos a seguir y sé que ustedes dentro y fuera de Fuerzas Armadas, dejan una huella y un granito de arena de esas acciones que ustedes realizaron. Resulta también importante que tenemos la primera mujer presidenta, la primera mujer Comandante General de las Fuerzas Armadas, los retos que también asumimos, los retos que ella nos ha instruido para el bien de la institución y para asegurar la profesionalización de los miembros, para asegurar que las Fuerzas Armadas cumplan su rol Constitucional y sobre todo que mantengan su prestigio”.

    - PUBLICIDAD -

    Reconocimiento a medio siglo de ser militares en defensa de la paz y hermandad, de la soberanía de Honduras1

    “Son costumbres y prácticas que hacen grande a las Fuerzas Armadas, reconocerles los méritos, el valor, la lealtad, honor y sacrificio con que defienden la patria y hoy, como ya lo dije, las amenazas son iguales, tenemos otras coyunturas en un mundo más globalizado las Fuerzas Armadas deben estar siempre transformación y capacitación, no nos podemos quedar atrás en la región y por eso buscamos potenciar las diferentes Fuerzas y en eso estamos trabajando, como lo ha instruido la Presidenta”.

    “Asegurar también un espacio digno para las mujeres dentro de la institución y son pasos que talvez en su tiempo se miraban muy alejados, pero hoy, con la Presidenta Castro, estamos realizando planes, reformas, para que las mujeres se sientan bien representadas en esta institución, que lleguen por sus méritos, antigüedad, por su cargo y no solo a través de un “plumazo”, no es eso lo que buscamos”.

    En la ceremonia, el Jefe del Estado Mayor Conjunto, Vicealmirante José Fortín Aguilar, se remontó a “Un acontecimiento meritorio, es que, al iniciarse el conflicto bélico en la frontera sur de Honduras con la República de El Salvador, ustedes honorables miembros de la Décima Promoción, en ese entonces unos jóvenes fueron asignados al Batallón de Guardia de Honor Presidencial” en defensa del país.

    Reconocimiento a medio siglo de ser militares en defensa de la paz y hermandad, de la soberanía de Honduras2

    “Somos unas nuevas Fuerzas Armadas por primera vez en la historia, una mujer Comandante General de las Fuerzas Armadas y nosotros los que estamos activos continuamos trabajando de la misma manera y estoy seguro señores oficiales de la Décima Promoción, que ustedes también en su momento apoyaron al gobierno de turno, porque ese es un compromiso que debe existir en todo momento, un compromiso como soldado, Ejército, Fuerza Aérea y Fuerza Naval. Quiero agradecerles por todo el aporte que ustedes realizaron para nuestras Fuerzas Armadas. Hemos evolucionado enormemente desde el año de 1967 a 2022, son unas nuevas Fuerzas Armadas, gracias a Dios para bien”.

    El Coronel ®José Martínez Amador, en la honrosa situación de retiro y en representación de la Décima Promoción, indicó que “Se suscitaron durante nuestra permanencia dos hechos que marcaron para victoria a nuestro grupo, convirtiéndose en la primera promoción de caballeros cadetes graduados de paracaidistas militares en Honduras y la asignación como cadetes a proteger al país durante el Conflicto Bélico con el Salvador. La hermandad surgida más de medio siglo se ha mantenido fortalecida cada vez más, siendo un ejemplo para las generaciones futuras”.

    En “Nuestra formación académica y militar fue forjada por un excelente cuerpo de catedráticos e instructores militares que supieron impregnar en este grupo de adolescentes llenos de ilusiones, el carácter, principios y conocimientos con limitaciones propias de la época, pero que nos inculcaron un alto cuerpo de alta moral y un inquebrantable deseo de superar los innumerables obstáculos que se nos presentaron a lo largo de cuatro años”.

    “Con nuestro grupo de ingreso se iniciaba un nuevo plan en el aspecto educativo, por lo que nos tocó convivir por dos años en las aulas con cadetes del antiguo pénsum, lo que significó un ambiente muy especial, con retos constantes día a día para mantener nuestra presencia en el alma mater”.

    “Iniciamos nuestra aventura un 5 de enero de 1967, 125 aspirantes de los que logramos finalizar los dos primeros años del bachillerato, 25 compañeros, posteriormente por decisiones personales, algunos migraron a otras instancias educativas y cuatro fueron absorbidos por unidades militares de Fuerzas Armadas conde completaron su formación militar”.

    “Finalmente, egresamos un martes 22 de diciembre de 1970, cuatro años después, 12 sobrevivientes a los que llamamos la indomable “Décima Promoción”, 10 hondureños, dos guatemaltecos de 125 que ingresamos”.

    Reconocimiento a medio siglo de ser militares en defensa de la paz y hermandad, de la soberanía de Honduras

    Pie de foto: Miembros de la Décima Promoción de la Academia Militar de Honduras, General Francisco Morazán junto al Secretario de Defensa Nacional, José Manuel Zelaya Rosales, El Subsecretario Cnel. Elías Melgar y el Jefe del Estado Mayor Conjunto, Vicealmirante José Fortín Aguilar.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora

      ACTUALIDAD