Reino Unido detectó una nueva mutación en la variante británica del coronavirus

Las autoridades sanitarias del Reino Unido detectaron una nueva mutación en la llamada “variante británica” de coronavirus, la cual, según temen los expertos, podría reducir la eficacia de las actuales vacunas.

En un análisis de 214.159 muestras de esa variante del virus, conocida técnicamente como B117, científicos del Public Health England (PHE) hallaron 11 casos de la mutación E484K, que también se encuentra en las variantes brasileña (B1128) y sudafricana (B1351).

Sobre esta información, Julian Tang, virólogo de la Universidad de Leicester (centro de Inglaterra), dijo que se trata de un hallazgo “preocupante”, aunque “no del todo sorprendente”, dado que es normal que los virus muten.

Tang instó a la población a respetar las restricciones vigentes ya que los virus “no solo se propagan sino que evolucionan” para adaptarse a su entorno.

Al igual que otros expertos, el académico alertó de que la propagación de esta mutación dentro de la cepa británica podría incidir en la eficacia de las vacunas, como ocurre con la brasileña y la sudafricana, si bien los inoculantes aún ofrecerían cierto nivel de protección.