Revelan VÍDEO del atentado en Tel Aviv

Israel anuló este jueves 80,000 permisos de entrada de palestinos durante el Ramadán y anunció el despliegue de dos batallones en la Cisjordania ocupada, en respuesta al atentado de este miércoles en Tel Aviv, en el que perdieron la vida cuatro israelís.

La noche de ayer, dos palestinos perpetraron un ataque en un local comercial de Tel Aviv, donde causaron la muerte de cuatro israelíes e hirieron a otras seis personas, lo que ha generado un intenso operativo de seguridad en Israel y en las partes ocupadas de Palestina.

«Todos los permisos otorgados por el Ramadán, en particular los permisos destinados a las visitas familiares procedentes de Judea-Samaria, Cisjordania, quedan congelados», anunció este jueves el Cogat, el órgano de coordinación para las actividades israelíes en los territorios palestinos.

Miles de habitantes de Gaza, territorio separado de la Cisjordania ocupada y de Jerusalén, territorio israelí, solicitan un permiso para poder ir a rezar a la explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este (la parte palestina ocupada y anexada por Israel), durante las fiestas por el Ramadán.

La dura medida en contra de los palestinos es una respuesta al mortífero ataque cometido el día de ayer contra ciudadanos israelís. De acuerdo con Univisión, el de ayer fue uno más de los ataques contra Israel que se han sumado desde el primero de octubre pasado, cuando se inició el más reciente ciclo de violencia entre Palestina e Israel.
Dos palestinos abrieron fuego poco después de las nueve de la noche, tiempo local, en el barrio de Sarona, un conjunto de establecimientos situado muy cerca del ministerio de Defensa y muy frecuentado a esa hora, indicaron la policía y testigos.