Rosberg bate el récord de Schumacher antes de la lluvia

Nico Rosberg dominó la primera jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Austria marcando el mejor tiempo en las dos sesiones del día en el Red Bull Ring de Spielberg, donde la lluvia hizo aparición en la tanda vespertina. El líder del Mundial llega a un circuito que tiene su sello -dos victorias suyas en las dos ediciones del trazado austríaco desde su regreso al calendario en 2014- y se encargó de demostrarlo desde la primera tanda de entrenamientos, con un tiempo de 1:07.373, con el que mejoraba en más de un segundo el récord del circuito, establecido en 2003 por el Ferrari del heptacampeón mundial, el alemán Michael Schumacher.

Ayudado por el nuevo asfalto de la pista austríaca, que permitió un mayor agarre, más carga aerodinámica y una velocidad punta superior, Rosberg lideró la primera sesión seguido por su compañero y rival, el tricampeón mundial británico Lewis Hamilton, que se quedó a tres décimas, y por los Ferrari del tetracampeón alemán Sebastian Vettel y del finlandés Kimi Raikkonen, campeón en 2007. Fue una sesión soleada la de la mañana de este viernes, en la que la mayoría de pilotos y escuderías aprovecharon para acumular la mayor experiencia de rodaje posible, con la mayoría de pilotos entre 30 y 40 giros.

Todos preveían que los entrenamientos de la tarde no iban a tener la misma meteorología, ya que la lluvia iba a ser protagonista y parece que también lo será en la sesión de clasificación del sábado. La segunda sesión ya comenzó con un cielo encapotado, y apenas dio unos diez minutos de rodaje a los pilotos antes de caer un chaparrón monumental que se prolongó durante casi media hora sobre el valle en el que está situado el Red Bull Ring.

Antes de que cayera el chaparrón, Rosberg había logrado cosechar un tiempo de 1.07.967 que a la postre sería definitivo, por delante de Vettel, el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), el alemán Nico Hülkenberg (Force India) y Hamilton, que luego mejoró con la pista ya seca en los últimos instantes, para ponerse a 19 milésimas de su compañero.

El chaparrón de esta segunda sesión permitió a los pilotos sacar los neumáticos intermedios para la lluvia y también dejó muestras de lo que puede ocurrir en cuanto al secado de la pista, muy desigual en función de las partes del circuito, que tiene un desnivel muy acusado entre la zona más alta y la parte baja, lo que provoca que haya curvas que se sequen mucho más rápido que otras.

Lo que se pudo comprobar en ambas sesiones es que los puestos que van detrás de los dos Mercedes y los dos Ferrari van a estar muy disputados en la clasificación. En la segunda ronda, se aupó al tercer lugar el alemán Nico Hülkenberg (Force India), que parece dispuesto a disputar a su compañero mexicano Sergio Pérez el protagonismo de la escudería india con sede en Reino Unido.

No obstante, en ambas sesiones Ricciardo fue quinto y el español Carlos Sainz, recién renovado por Toro Rosso, sexto, con un manejo especialmente destacado durante las vueltas en mojado durante la segunda sesión, donde fue especialmente rápido y dio a entender que esas condiciones podrían beneficiarle. Mientras, Fernando Alonso estuvo durante las dos sesiones por detrás de su compañero británico Jenson Button (campeón en 2009). Ambos circularon en el borde de la zona de puntos, decimotercero y decimocuarto en la primera, y décimo y undécimo en la segunda.