¿Sabías que un tercio de la vida lo pasamos durmiendo?

Este dato no es menor a la hora de escoger un colchón, ya sea para ti o tu familia.

Lo importante del colchón en cuanto a tu peso es la firmeza y el soporte que debe tener. Un colchón óptimo debe ser firme en algunas zonas y más suave en otras; debe ceder en las zonas de menos peso y ser más firme en las zonas más pesadas del cuerpo, como la pelvis y los hombros.

Un factor importante que debes tener en cuenta es la posición en que duermes, ya que ello te dará más pistas de cuáles son los modelos que mejor se adaptan a tu cuerpo.

Otro factor muy importante a la hora de escoger tu colchón depende también de tus propias necesidades. Debes sentirlo cómodo, y debe adecuarse a lo que quieres.

El soporte que te da el colchón está directamente relacionado con el número de resortes.

El nivel de comodidad depende del acolchado. Puedes escoger un colchón extra firme, uno firme o uno que te de más sensación de suavidad. En todos los casos necesitarás de un soporte firme.

El relleno del colchón es tan importante como el número de resortes que tiene. Es conveniente que escojas siempre los mejores materiales y las espumas más densas. A mayor cantidad de relleno y acolchado, mayor firmeza y mejor forma del colchón.

La calidad de la cubierta del colchón determinará su resistencia al uso y al desgaste, por tanto será lo que te dará la sensación placentera al contacto con tu piel. A mayor calidad, mejor sensación. Las mejores telas son las que tienen más porcentaje de algodón, son más suaves y duraderas.

en colchones online puedes encontrar mas información sobre la variedad de colchones que existen en el mercado.

¿Sabías que la duración promedio de un buen colchón es de 10 años? Es importante un cuidado correcto, para que así lo mantengas en las mejores condiciones por más tiempo.

Acá te daremos datos útiles que te servirán para aprovechar al máximo las bondades de tu colchón:

Es recomendable que cambies el colchón y la base al mismo tiempo. Recuerda que los colchones actuales son más pesados que los antiguos, por lo que necesitan un mejor soporte. Un colchón nuevo en una base vieja se estropea antes. Intenta renovar el juego completo.

Cuando ubiques el colchón sobre la cama asegúrate de que la cama no tenga bordes que pudieran dañarlo.

Es recomendable que ventiles el colchón todos los días entre 5 y 10 minutos.

Una vez a la semana debes pasar la aspiradora por el colchón. De esta manera evitas la acumulación de ácaros que pueden provocar alergias y asma a ti o a tu familia.

Una vez al mes es recomendable que des vuelta tu colchón, girándolo de izquierda a derecha y de la cabeza a los pies. Con esto prolongas la vida útil.

No dobles el colchón, ya que los materiales internos pueden dañarse. Si necesitas pasarlo por la puerta trata de hacerlo muy suavemente.

Cuando tengas que transportar el colchón llévalo de lado, ya que así es más fácil maniobrarlo.

Tambien puedes saber sobre los colchones viscoelasticos.