14 consejos para que la dieta sea más efectiva

525

Cuando estamos en medio de una dieta para adelgazar, tenemos muchos factores que considerar. Principalmente pensamos en disminuir la cantidad de comida que ingerimos y pensamos que con eso ya es suficiente para perder los kilos que queremos.

Sin embargo, muchas veces terminamos el plan alimentario con insatisfacción o porque no bajamos la cantidad de kilos que queríamos y nos pareció un proceso muy lento.

En este artículo te traemos 14 recomendaciones prácticas para que apliques cuando estés haciendo dieta.

1. Come lento

Cuando comes de manera rápida consumes muchos más alimentos en comparación a cuando lo haces con lentitud. La razón de ello es que nuestro organismo tiene un tiempo predeterminado (alrededor de 20 minutos) para sentir que ya comió lo suficiente.

Por lo tanto, si comes rápido no enviarás la señal de estar lleno hasta los 20 minutos, lo que significa que habrás comido mucho.

2. Come con tu mano menos hábil

Si eres diestro, intenta comer usando la mano izquierda. Por otro lado, si eres zurdo come con la derecha. ¿Cuál es la utilidad de esto? Lograr lo que te sugerimos en el punto anterior: comer más despacio.

3. Toma agua unos minutos antes de comer

Cuando ya se acerquen las horas de comida, bebe al menos un vaso de agua. Con ello lograrás sentirte saciado y así no comerás tanto. Además, el agua te permitirá tener una mejor digestión.

4. Bebe café negro

El café de buena calidad cuenta con innumerables antioxidantes, además de que ayuda a acelerar el metabolismo hasta en un 11%. Asimismo, cuenta con la capacidad para quemar grasas hasta en un 10%.

No obstante, ten en cuenta que no ganas nada si le agregas grandes cantidades de azúcar. Procura tomarlo amargo o con muy poca azúcar, preferiblemente edulcorantes.

5. Bebe té verde

El té verde cuenta con un antioxidante conocido como catequina, así como con cafeína. La combinación de ambos componentes tiene como efecto una quema de grasa de manera saludable.

6. Prefiere la fruta entera en lugar de jugos

Las frutas cuentan con vitaminas, minerales, agua, fibra y azúcar saludable. Por lo tanto, son muy beneficiosas durante la dieta. Sin embargo, al mezclarlas con agua para hacer jugo lo que consigues es que se diluyan sus propiedades.

Aunado a ello, la mayoría de las personas acostumbra agregar azúcar refinada a los jugos, lo cual no es favorable para la dieta. Por todo eso, lo mejor es que te comas las frutas enteras y no en jugo.

7. Ten a mano aperitivos saludables

Procura tener siempre a mano una variedad de productos que sean saludables y fáciles de ingerir. Es decir, que los puedas comer en cualquier lugar que te encuentres, para cuando te den ataques de ansiedad.

De esta manera podrás disminuir las posibilidades de comerte unas golosinas o cualquier alimento que vaya en contra de la dieta. Te recomendamos la granola, una tacita con frutas picadas, barras de cereal, yogur, entre otras.

8. Cepilla tus dientes después de cenar

Cepillar los dientes después de haber cenado disminuye la posibilidad de caer en la tentación de comer algún bocadillo en horas de la noche.

9. Come lejos de la cocina

Muchas veces servimos en nuestro plato la cantidad adecuada de comida, pero luego caemos en la tentación de repetir.

Si te encuentras muy cerca de la cocina es más probable que te levantes y te vuelvas a servir. En cambio, si estás alejado puede que no te apetezca levantarte.

10. Come productos ricos en fibra

Uno de los mejores aliados de la dieta es la fibra. Cuenta con muchas propiedades saludables y tiene la capacidad de hacer que te sientas lleno.

11. Elimina por completo las bebidas endulzadas

El peor enemigo de tu dieta y de tu salud son las bebidas endulzadas. Es decir, los refrescos y los jugos pasteurizados, pues estos productos cuentan con elevadas cantidades de azúcar.

12. Aumenta la cantidad de proteínas

Durante la dieta, prueba aumentar el consumo de proteínas de alta calidad, como la de pescado y carnes blancas. Algunos estudios evidencian que el consumo de proteínas ayuda a aumentar la velocidad del metabolismo, con lo que lograrás perder peso.

13. Consume la menor cantidad de grasa saturada posible

Es importante que consumas grasas porque estas ayudan a mejorar el proceso digestivo, a evitar el estreñimiento, entre muchas otras cosas.

No obstante, come solamente las grasas insaturadas que son las conocidas como “buenas”. En lugar de aceite de origen animal, utiliza aceite de oliva; en vez de mantequilla, mejor comete un trozo de aguacate, por ejemplo.

14. Duerme bien

Normalmente no tomamos en cuenta la importancia del buen dormir a la hora de hacer una dieta. A simple vista pareciera no existir una relación entre el sueño y la pérdida de peso.

Sin embargo, dormir está estrechamente ligado con el aumento de peso. La falta de sueño impide el funcionamiento correcto del organismo, y además aumenta el apetito para tratar de compensar la energía que le falta al cuerpo.

Con estas recomendaciones tu régimen alimentario será mucho más efectivo. Recuerda que necesitas disciplina, tu cuerpo te lo agradecerá.