Cuatro señales de que te estás deshidratando

5

1. Tienes calambres. El sistema nervioso manda esa seña a los músculos y estos se acalambran, especialmente las piernas. Esto se une a un aumento de posibilidades de tener agujetas al día siguiente.

2. Te apetecen dulces. Los órganos necesitan agua para funcionar. Si el hígado no puede funcionar bien, no puede desprenderse de la glucosa y pide comer. Los dulces son un reclamo importante en este momento.

3. Te sientes mareado. Una parte de la hidratación es regular la presión sanguínea. Cuando te faltan líquidos tu presión baja y eso puede provocar mareos. La deshidratación también afecta al sistema vestibular, encargado del equilibrio.

4. Vas menos al baño. Si no tienes fluidos suficientes en el cuerpo, irás al baño a orinar con menos frecuencia. Esto es peligroso porque tu cuerpo no se desprende de las toxinas tan rápido como debería. Puede acabar en problemas del riñón, como piedras. También sufrirás estreñimiento.