El hombre que enfermó por beber demasiado té helado

10

Un hombre de 56 años se presentó en mayo de 2014 en un hospital de Arkansas, Estados Unidos, con síntomas de fatiga, debilidad y dolores en todo el cuerpo.

Los médicos que le atendieron le diagnosticaron una insuficiencia renal y le dijeron que tenía que empezar diálisis cuanto antes para limpiar su sangre, que estaba llena de tóxicos.

Los especialistas, sin embargo, no lograban encontrar la causa de la enfermedad, hasta que el paciente confesó que bebía 16 vasos de té negro helado diarios.

El té negro contiene oxalato, un componente que puede causar problemas renales si se consume en cantidades excesivas.
El caso llamó tanto la atención de los médicos que escribieron una carta al New England Journal of Medicine, publicada el pasado 4 de abril.

La revista lo llamó “el caso de la nefropatía provocada por el té helado”.

Sin antecedentes
El paciente no había tenido nunca piedras en el riñón ni había antecedentes en su familia de enfermedades renales.

Los médicos hicieron una biopsia y vieron que la causa de la dolencia era un exceso en el riñón de cristales de oxalato, un componente químico que también está presente en alimentos como el chocolate o las nueces.