El polémico veneno de alacrán que usan en Cuba para tratar el cáncer

52

No se trata de la cura del cáncer ni mucho menos, más bien, el uso homeopático del veneno de alacrán azul se ha convertido en un granito de arena adicional que Cuba quiere poner a disposición de los pacientes de esa letal y dolorosa enfermedad en todo el mundo.

Son muchas las voces que califican al “Vidatox”, como a otros productos homeopáticos, como una estafa, pero lo cierto es que el consumo de este producto cubano, presente ya en más de 15 países, crece a paso agigantado.

Los implantes de seno que causan un extraño tipo de cáncer
El incremento en su demanda es tal, que Labiofam, la empresa farmacéutica cubana a cargo de su producción, espera duplicar su elaboración mediante la creación de una nueva planta que permita procesar por mucho los 2,000 frascos por hora que se envasan hoy día en su fábrica de Cienfuegos.

“Vidatox es un producto que cada día nos sorprende más. Fue desarrollado para ayudar a los pacientes de cáncer por los efectos y dolores asociados a esa condición, pero ahora se ha comprobado que ayuda a pacientes con otros dolores severos, como los osteoartríticos, donde el mercado es enorme”, explicó a El Nuevo Día el doctor Fabio de Jesús Linares, científico a cargo del proyecto.