FDA aprueba medicamento de cannabis para convulsiones

467

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en ingles), aprobó Epidiolex, un medicamento con receta elaborado con marihuana para tratar formas raras y graves de epilepsia, un paso que podría impulsar a más investigación de medicamentos de cannabis.

El comisionado de la FDA, el doctor Scott Gottlieb, emitió un comunicado diciendo que esto no era una probación de marihuana, y que cualquiera que desee usar productos basados en el cannabis para tratar enfermedades, debe comprobar que son seguros y que funcionan.

“Es un avance medico muy importante… pero también es importante tener en cuenta que esto no es una aprobación de la marihuana o todos sus componentes. Esta es la aprobación de un medicamento especifico de CBD para un uso específico” dijo Gottlieb.

El jarabe de sabor fresa es una forma purificada de una sustancia química en la planta del cannabis, pero no es la que droga a sus usuarios. Aún no está claro por qué el ingrediente conocido como CBD, reduce las convulsiones en algunas personas.

La farmacéutica británica, estudió la droga en más de 500 pacientes con convulsiones difíciles de tratar, superando numerosos obstáculos legales para realizar investigaciones con el cannabis.

Funcionarios de la FDA, dijeron que el medicamento redujo las convulsiones cuando se combina con medicamentos antiguos para la epilepsia. También ha demostrado que el medicamento aprobado reduce las convulsiones y devuelve a algunos niños a una función casi normal.

La marihuana medicinal es legal en 29 estados, Guam y Puerto Rico. Diferentes estudios han demostrado que puede tener algunos beneficios para reducir la ansiedad, contrarrestar algunos tipos de náuseas y que puede aliviar algunos síntomas glaucoma y la esclerosis múltiple.

La FDA ha aprobado varios productos a base de marihuana, incluida la formulación sintética Marinol, recetada para tratar la pérdida severa del apetito y las náuseas en condiciones como el sida. Pero los productos de marihuana en general están sujetos a restricciones del “anexo I” de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en ingles), por el posible abuso de la droga.

Muchas compañías ya venden tratamientos basados en el cannabis, promocionándolos como remedios contra el cáncer, analgésicos y medicamentos ansiolíticos. La FDA ha advertido al público de no creer esas afirmaciones, ya que no han sido estudiadas o probadas.