La píldora anticonceptiva para hombres podría estar más cerca que nunca

7

Uno de los objetivos más buscados por los investigadores podría estar más cerca que nunca: la creación de una píldora anticonceptiva para hombres que se pueda tomar por vía oral y que sea segura y eficaz para evitar los embarazos no deseados.

La píldora se llama Dmau —diminutivo de dimetandrolona undecanoato— y los primeros resultados son alentadores, según un estudio llevado a cabo en Estados Unidos sobre 83 hombres y que será presentado en Chicago durante el encuentro anual de la Endocrine Society.

Stephanie Page, la investigadora de la Universidad de Washington autora del estudio, habló de “resultados sin precedentes” en el desarrollo de “un prototipo para la píldora anticonceptiva masculina”.

Según la científica, una píldora por día (400 mg) tomada durante 28 días produjo “una marcada supresión” de los niveles de testosterona y de dos hormonas necesarias para la producción de semen.

Se trata de “concentraciones coherentes con una acción anticonceptiva
eficaz”, dijo la investigadora, aunque agregó que “se están llevado a cabo estudios de largo plazo para verificar si una dosis diaria de Dmau pueda efectivamente bloquear la producción de semen”.

Según Page, Dmau representa “un importante avance hacia la píldora masculina”. La investigadora explicó además que muchos hombres prefieren esta solución, es decir “un producto que se pueda tomar por vía oral, una vez por día y con efectos reversibles, por encima de inyecciones o geles anticonceptivos, que también se están desarrollando”.

Hasta ahora, los avances en el desarrollo de una píldora anticonceptiva para hombres habían sido postergados porque la testosterona suministrada por por vía oral puede causar inflamaciones al hígado y es expulsada por el organismo demasiado rápidamente, lo cual hace necesario dos suministraciones diarias.

Dmau, en cambio, gracias a la acción del undecanoato, puede tomarse una vez por día, durante una comida.

El estudio, desarrollado entre el Centro Médico de la Universidad de Washignton y el Centro Médico Harbour-Ucla de la Universidad de California, se basó en una muestra de 83 hombres sanos entre 18 y 50 años. Los niveles de hormonas y colesterol fueron evaluados el primer y el último día de la prueba.

“Muy pocos pacientes tuvieron los clásicos síntomas clínicos asociados a una carencia o a un exceso de hormona”, dijo Page. Todos los hombres registraron aumento de peso y reducción de los niveles de colesterol “bueno” Hdl, pero “en ambos casos leves”. En todos los pacientes, el test superó los requisitos de seguridad, incluidos para las funciones hepática y renal.