Nuevo brote de enfermedad mortal reaparece en África

383

El gobierno de la República Democrática del Congo declaró este martes un nuevo brote de fiebre hemorrágica de ébola, una enfermedad rara y mortal, según reportó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La declaración llegó después de que resultados de laboratorio confirmaron dos casos de la enfermedad en la provincia de Bikoro, al noroeste del país, publicó CNN.

El virus del Ébola, que afecta principalmente a personas y primates (monos, gorilas y chimpancés), está causado por uno de los cinco virus de Ébola. El virus se transmite a las personas de animales salvajes y se extiende en la población humana a través del contacto entre personas. La media de muertes está en el 50%.

Un comunicado del gobierno dado a conocer el martes determina que el Ministerio de Sanidad ha “tomado todas las medidas necesarias para responder adecuada y efectivamente a esta nueva epidemia de ébola en el territorio nacional de la República Democrática del Congo”.

“Recopilaremos más muestras, analizaremos el seguimiento de contactos, involucraremos a las comunidades con mensajes sobre prevención y control, y pondremos en práctica métodos para mejorar la recopilación y el intercambio de datos”, dijo el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África. “La OMS trabajará en estrecha colaboración con las autoridades de salud y los socios para apoyar la respuesta nacional”.

El ébola es endémico en la República Democrática del Congo, y este es el noveno brote de la enfermedad desde el descubrimiento del virus en el país en 1976. El pasado brote ocurrió en 2017 en la provincia de Bas Uele, al norte. El brote fue rápidamente detenido gracias a la unión de los esfuerzos del gobierno, la OMS y otras partes.

Un equipo local del Ministerio de Sanidad está trabajando en Bikoro, gestionando los casos y llevando la investigación. El miércoles un equipo de expertos viajó desde Kinshasa a Bikoro con el equipamiento necesario para facilitar la respuesta en el terreno.

Hablando en nombre del ministro de Salud de la República Democrática del Congo, el ministro de Estado y Trabajo, Lambert Matuku, dijo que es “una situación sanitaria preocupante”.

La OMS dijo que está de nuevo trabajando junto al gobierno para ampliar operaciones y movilizar a otras partes, incluyendo Médicos sin Fronteras, usando el modelo que resultó exitoso en el brote de 2017.

En cuanto a los casos confirmados, la OMS alertó a los países vecinos y puso en marcha su Sistema de Gestión de Incidentes para dedicar personal y recursos a responder a la alarma.

Esperando detener el avance del ébola en provincias alrededor y otros países, la OMS también destinó un millón de dólares de su fondo de contingencia para apoyar las actividades de los próximos tres meses.

Bikoro está situado a orillas del lago Tumba, cerca de la frontera con la República del Congo. Los nuevos casos fueron reportados desde un pequeño centro de salud a unos 30 kilómetros de Bikoro.