Pediatras piden la prohibición de las andaderas para bebés

218

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) ha pedido, de nuevo, la prohibición de las andaderas o andadores con ruedas para bebés por el riesgo que representan, según un estudio publicado el lunes en la revista Pediatrics.

Autoridades de salud sugieren que los padres tiren las andaderas que tienen en casa y entretengan a sus hijos en algún centro de actividades fijas.

Los cambios en los estándares de seguridad condujeron a una caída abrupta en la cantidad de bebés lesionados usando andaderas para bebés.

Citando a CNN, según cifras del Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones, estos son algunos datos interesantes que tal vez no sabías sobre las andaderas para bebés:

Entre 1990 y 2014, aproximadamente 230.676 niños menores de 15 meses fueron tratados por lesiones relacionadas con las andaderas.
Más del 90% de los incidentes provocaron lesiones en la cabeza y el cuello, y
La causa más común de lesiones, el 74.1%, se cayó por las escaleras.
Otras causas de lesiones incluyen caídas del andador y lesiones relacionadas con la proximidad, (cuando un niño que tira o toca un objeto al alcanzarlo).
Otros países, como Canadá, tienen una prohibición total de la venta y fabricación de andadores.
Cuatro años después de que las normas de seguridad se convirtieron en obligatorias, las lesiones relacionadas con el andador disminuyeron en un 22,7%
Aunque las lesiones por caídas disminuyeron, el estudio encontró que otras causas de lesión aumentaron levemente (2.3%).

Y asegura que estos dispositivos no tienen ventajas de desarrollo y crean un riesgo para los niños, insistió la AAP.

Uno de los autores del estudio, el Dr. Gary Smith, director del Centro de Investigación y Política de Lesiones en el Hospital de Niños de Nationwide en Columbus, Ohio ha tratado a bebés que sufrieron lesiones mientras usaban las andaderas:

“Lo que nos propusimos hacer fue dar un buen resumen de lo que sucedió en los últimos 25 años a esta fuente de lesiones a los niños pequeños”, dijo.

La Dra. Tiffany Fischman, pediatra con sede en California, también le atribuye a la conciencia pública la disminución de estas lesiones. Sin embargo, ella cree que los posibles compradores de andaderas aún deben ser educados sobre los riesgos.

A pesar de las mejoras desde que los estándares se convirtieron en obligatorios, Smith y sus coautores continúan viendo aproximadamente 2,000 niños por año tratados en salas de emergencia, a menudo por lesiones graves como fracturas de cráneo.