Por qué es fundamental la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida del bebé

138

La lactancia materna exclusiva hasta los seis meses es clave para el correcto desarrollo del niño recién nacido. Esta frase, que para muchos es ampliamente conocida, no se corresponde con los últimos datos brindados a nivel mundial sobre la primera alimentación que debe recibir un ser humano.

Sólo un 40% de todos los bebés del mundo reciben lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, señala un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF difundido en 2017.

“La leche materna es como una primera vacuna para el niño. Lo protege de infecciones potencialmente letales y le da todo el alimento que necesita para sobrevivir y desarrollarse bien”, afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Esos primeros 1.000 días son por ejemplo en los que el cerebro del bebé se desarrollará en un 85%, junto con el óptimo funcionamiento de todos sus órganos.

Victoria Davies, además de ser madre de dos niñas (6 y 1 años) y extremadamente apasionada por la nutrición y la salud materna e infantil, es la directora global médica y clínica de Philips Mother & Childcare.

Fisióloga y nutricionista experta, con un doctorado en bioquímica nutricional y enfoque en el beneficio de la leche materna para los bebés prematuros, Davies explicó en la apertura del segundo Simposio Científico Mundial anual Philips Avent que tuvo lugar en la ciudad de Ámsterdam en marzo último, este importante tema.

“Proporcionar el mejor comienzo en la vida conduce a un futuro saludable. La evolución en la medicina que hemos tenido en las últimas décadas y la posibilidad de que los pacientes tomen más control sobre su propia atención y la de sus familias, nos muestra un camino claro con el objetivo de apoyar a profesionales y padres para que brinden la mejor atención al bebé desde el comienzo. Hacemos esto no solo a través de soluciones y servicios, sino mediante eventos de intercambio de conocimiento, brindando perspectivas científicas y parentales actuales sobre los aspectos más importantes de la atención materna, infantil y familiar”, precisó Davies a Infobae.

Y agregó: “Es fácil conocer los problemas de alimentación o sueño de los padres, pero no de los bebés, ya que no hablan. Entonces, desde aquí tratamos de aprender las señales que el bebé nos envía continuamente”.

Davies puntualizó cómo en los últimos años las innovaciones tecnológicas ayudaron a entender la fisiología de la alimentación de los senos maternos y los bebés, permitiendo así el desarrollo de soluciones innovadoras para ayudar a los padres a preparar el terreno para un futuro saludable para su bebé.

Y concretamente nombró el avance de los últimos productos revolucionarios que favorecen la lactancia materna, como por ejemplo un biberón con un pezón ancho en la base, como un pecho real, con flexibilidad para soportar el movimiento peristáltico y ondulante especial de la lengua de un bebé.

También, se refirió a la nueva botella Anti-Colic con ventilación AirFree que permite la alimentación vertical en donde siempre hay líquido en la tetina y no aire, lo que ayuda a reducir problemas de alimentación comunes, como cólicos, gases y reflujo. Y por último nombró los nuevos extractores de leche eléctricos que son más cómodos, menos ruidosos y que están diseñados para imitar el ritmo de succión natural del bebé.