Se cae en la ducha de una prisión y reclama más de 900.000 dólares de indemnización

119

Un exconvicto estadounidense que se lesionó mientras se duchaba en el un centro de detención del condado de Multnomah (Oregón, Estados Unidos) ha presentado una demanda por negligencia de sus empleados en la que solicita una compensación de 905.000 dólares: 900.000 por daño moral y 5.000 por las pérdidas económicas, informa The Oregonian.

Esta petición detalla que el 22 de noviembre de 2016 Christopher Troy Depue, de 36 años, llegó a esa cárcel con la ropa manchada de heces de perro y el personal del centro le ordenó ducharse. Debido a “las condiciones inseguras” y la falta de una alfombra de baño, el demandante sufrió lesiones corporales, miedo y vergüenza debido a que se cayó y “se desgarró el recto”, según reza el documento.

El demandante ha sido detenido ocho veces y ha pasado temporadas en esa misma prisión durante los últimos dos años. Menos de un mes después del suceso, fue arrestado porque llevaba encima metanfetamina y habría mentido a la Policía, aunque el sospechoso alegó que no había consumido ni esa droga ni heroína desde hacía meses.

Por su parte, la portavoz de Multnomah, Jessica Morkert-Shibley, no ha comentado el asunto con el argumento de que se trata de un litigio pendiente de resolución.