Se hizo pasar por empleado de la ciudad para matar a la pareja de su ex

Un triángulo amoroso de Illinois tuvo un trágico desenlace a finales del 2015 cuando un hombre se hizo pasar por un trabajador de la ciudad de Chicago para ingresar al hogar de la pareja de su exnovia y ejecutarlo con un arma de fuego.

Luego de matar a Timothy Lawrence con un disparo en la cabeza, Willie Bell se llevó el coche de la víctima para conseguir gasolina y regresar al inmueble para quemarlo. La casa explotó antes de que los bomberos pudieran llegar.

A Bell, de 44 años, se le negó posibilidad de fianza durante una audiencia en la corte del Condado Cook este martes. El detenido fue imputado por homicidio en primer grado, invasión del hogar, esconder una muerte, incendio provocado en una residencia y posesión de un vehículo motorizado robado, informó la estación WGN.

De acuerdo con la fiscalía, Bell y Lawrence estuvieron saliendo por un tiempo con la misma mujer, hasta que ella finalmente decidió dejar a Bell. Los celos presuntamente lo habrían llevado a comprar un chaleco y casco en un Home Depot local para hacerse pasar por un inspector de contadores de la Ciudad y poder entrar a la casa de la víctima el 14 de septiembre del año pasado.

Tras matar a Lawrence, Bell regresó dos días después al lugar con un cómplice y varios galones de gasolina. Los bomberos posteriormente encontrarían el cadáver quemado de la víctima con una herida de bala en el cráneo.

Este es el video de seguridad que divulgó la Policía en enero para intentar identificar al responsable del homicidio:

“Las acciones del defendido fueron frías, calculadoras y planeadas”, dijo el juez James Brown cuando le negó la fianza a Bell, de acuerdo con información de Chicago Tribune.