Siguen cuestionamientos en la depuración policial