Su vestido súper ajustado le salva la vida en un accidente de coche

Una joven británica, de 21 años, salió de fiesta con un maravilloso vestido rojo entallado que terminó salvándole la vida. La prenda actuó como un ‘corsé’ y evitó que los huesos perforaran sus órganos después de sufrir un aparatoso accidente de coche. El modelito, comprado en las rebajas, funcionó mejor que un traje ostentoso.

La noche de pesadilla comenzó cuando Zoe Turner (a partir de ahora Lady in Red) se dirigía a una celebración navideña con tres amigas. Para llegar más rápido, cogieron un taxi que tuvo la mala fortuna de toparse con un camión descontrolada que se lo llevó por delante. El resultado: los cinco ocupantes del vehículo directos al hospital con múltiples roturas y contusiones.

La peor parte se la llevó Zoe, que terminó con una fractura de pelvis, varias vértebras aplastadas y el esternón roto. Y, según el equipo médico, todo podía haber sido mucho peor si no llega a llevar el modelito. “La presión que ejercía el vestido en su cuerpo logró mantener los huesos partidos en su sitio, sin que las roturas afectaran a órganos vitales“, indicó uno de los especialistas.

El vestido le costó unos 50 dólares, pero la chica asegura que ha sido una de las mejores inversiones que ha hecho. “Aunque fue muy difícil quitármelo (tijeras de cirujano de por medio), no me arrepiento porque me ha salvado la vida“, comentó.