Subsanar la ENEE una probabilidad difícil