Suiza y Francia cubiertos de niebla amarillenta y lluvia de arena del desierto del Sahara

El meteorólogo Frédéric Glassey ha explicado que esto ocurre varias veces al año, cuando reciben fuertes corrientes de altitud desde el sur. Ese polvo se eleva a alturas donde la humedad se agrupa alrededor de la partícula, que se convierte en una gota de agua o un cristal de hielo, transportado en forma de nube. Posteriormente, se necesitan precipitaciones para que este polvo se libere y caiga a la tierra.