Surge otra hipótesis en torno al asesinato del empresario Mario Verdial

Las investigaciones en torno al crimen en contra del empresario sampedrano y dirigente deportivo Mario Verdial Alsina arrojan ya los primeros resultados.

El ministro de Seguridad, Julián Pacheco, aseguró ayer que el crimen en contra de Verdial Alsina fue por encargo y derivada de la extorsión.

“Estamos trabajando en una hipótesis de una muerte por encargo porque es una característica que tiene este asesinato”, dijo el titular de Seguridad.

El ministro manifestó que la Policía Nacional está capturando gente todos los días y evitando que se cometan homicidios.

“Aquí lastimosamente no fuimos previsibles con lo que pasó. Hemos acumulado suficiente información que nos permitirá tener en las próximas horas una respuesta. Estamos en contacto con la familia para buscar alguna amenaza, él era un empresario, estamos viendo el tema de la extorsión porque la zona donde ocurrió el hecho es una zona marcada por la mara 18. Es un territorio controlado por ellos, es una zona muy conflictiva en donde las autoridades están trabajando, comentó.

“Estamos partiendo de esas hipótesis, pero quizá la familia nos dará algunos elementos importantes en este caso”, apuntó Pacheco.

Una de las líneas que investiga la Policía es una sociedad que disolvió el extinto presidente del equipo de fútbol Real España ya que al parecer los socios exigían una suma grande de dinero a Verdial Alsina.

Inspecciones

Según la versión recabada de algunos testigos, en el crimen participaron dos vehículos, una camioneta negra Honda CRV y un Mitsubishi gris Sportero doble cabina del cual se bajaron dos hombres, uno de cada automóvil, y abrieron fuego.

La Policía minutos más tarde encontró en el caserío La Gloria el carro gris. Ayer, un equipo de la Unidad de Muertes de Alto Impacto y de Homicidios de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), acompañados de agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), con el apoyo de la Policía Militar, se desplazaron al sitio e inspeccionaron el automóvil, en el que encontraron la revisión a nombre de una mujer y una denuncia de robo de placas vehiculares.