Temor e incertidumbre en Houston ante inminentes redadas de ICE

Pedro Márquez, chileno, y Roberto Montaño, mexicano, tienen varias cosas en común. Son inmigrantes indocumentados en Houston y tienen miedo a las redadas del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) que presuntamente arrancarían el domingo 14 de julio.

“Percibo una incertidumbre general… de mi familia, de mis compañeros de trabajo. Mi esposa está nerviosa y esto indirectamente afecta a los niños. Te ven preocupado y ellos lo sienten. Hay que tener mucho, mucho, cuidado… la vida continúa y tenemos que salir a trabajar, no hay de otra” dice Márquez, con preocupación en la voz, en una entrevista telefónica rumbo a su trabajo como mesero en un exclusivo restaurante en el vecindario de élite Memorial, en el oeste de Houston. Márquez, de 52 años, trabaja los siete días de la semana repartiéndose en dos restaurantes distintos. En Chile se licenció como administrador de empresas.

Montaño, curiosamente también de 52 años, es un programador de computadoras originario de Chiapas y quien desde hace 30 años que viven en Texas ha trabajado como obrero de la construcción.

“Honestamente, entre más escucho lo de las redadas, peor me pongo” aseguró Montaño también en una entrevista telefónica rumbo a la obra en la que trabaja y explica que lo recorre “una ansiedad, pánico, con solo pensar qué va a suceder con nuestras familias. “Es un proceso penoso para las personas que estamos aquí esforzándonos día a día luchando para sacar a nuestras familias adelante” dijo.

Montaño y Márquez, quienes no se conocen entre sí, reflejan con sus palabras el clima de ansiedad que recorre a la comunidad hispana de Houston ante las inminentes acciones de ICE.

El temor ante las posibles redadas es tal entre la comunidad que incluso Ed González, alguacil del condado de Harris, expresó la posición de su departamento para apaciguar un poco el ánimo en una ciudad que tiene como motor de su economía a los inmigrantes.

“No apoyo las redadas de #ICERaids que amenazan con deportar a millones de inmigrantes indocumentados, la gran mayoría de los cuales no representan una amenaza para los EE.UU. El enfoque debe estar siempre en las amenazas de seguridad claras e inmediatas. No otros que no son amenazas. @HCSOTexas no participará” escribió González en la mañana del miércoles 12 de julio.