Tipos de préstamos personales

754

En cualquier momento se nos puede presentar un imprevisto en nuestro día a día, por mucho que podamos pensar que lo tenemos todo organizado. Puede ser que nos haya llegado una factura de la luz demasiado elevada, que haya subido la prima del seguro del coche o del hogar, que nos hayan multado, o que queramos darnos un capricho (cómo hacer esas vacaciones que siempre hemos querido).

Un préstamo personal no es más que una vía para conseguir financiación y cubrir nuestros gastos personales.

Hay páginas que se especializan en comparar sitios que te ofrecen estos créditos (sigue al enlace a la página del sitio para encontrar un buen ejemplo de este tipo de webs).

¿Estás buscando financiación, pero no te aclaras con los diferentes tipos de préstamos personales que existen? Sigue leyendo para descubrir los 3 más habituales.

¿Qué tipos de préstamos existen?

-Mini créditos

Los mini créditos comprenden la concesión de una cantidad de dinero reducida, de un máximo de entre 800-1000€ aproximadamente. Son una solución para afrontar gastos imprevistos, aquellos que se hayan podido presentar de la noche a la mañana.

Se caracterizan por tener un plazo de devolución rápida, normalmente de un máximo de 30 días.

La idea es que podamos devolver el dinero en el momento en el que cobremos la nómina, la pensión, o algún otro tipo de ingreso mensual.

Las empresas de mini créditos están especializadas en tramitar el dinero lo antes posible, incluso hasta en cuestión de minutos si cumplimos con las condiciones.

Incluso hasta podemos encontrar entidades que nos concederá el dinero si estamos en registros de morosos tipo RAI o ASNEF.

-Anticipos de nóminas

Si nos damos cuenta de que no podemos llegar a fin de mes, un buen recurso es optar por solicitar un anticipo de nómina. Es una fórmula que normalmente tienen disponibles los bancos: la idea es adelantar el dinero que vamos a recibir, afrontando unas determinadas condiciones.

Se requiere una cantidad de ingresos mínimos y antigüedad. Algunos bancos nos pueden ofrecer hasta 3 veces la cantidad de nuestra nómina (es decir, el valor correspondiente de tres meses). Las condiciones para solicitar el dinero son muy diferentes entre un cliente y otro, pudiendo variar dependiendo de la nómina que hayamos escogido, así como de nuestra situación.

-Préstamos al consumo

Quizá no los conozcamos por este nombre, pero son los préstamos más habituales que encontraremos. Son aquellos que nos pueden conceder los bancos, o entidades privadas, a la hora de financiar una reforma, un coche, una boda, la compra de una televisión plana, etc.

Algunas entidades ofrecen préstamos especiales para un determinado propósito. Es posible encontrar un “préstamo coche” o un “préstamo reforma” con unas condiciones mucho más favorables para este tipo de propósito.

Antes de escoger un préstamo personal sería crucial que analizásemos los tipos que existen, y que nos decantásemos por aquel que se adapte a nuestros criterios. Asegúrate de devolverlo en el periodo establecido y no tendrás ningún problema.