Tony Hernández se declara inocente en Estados Unidos

El hermano del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, se declaró hoy no culpable de la acusación de conspiración para el tráfico de cocaína y otros delitos que le imputa Estados Unidos, informó su defensa en Tegucigalpa.

Se trata de Juan Antonio Hernández, conocido como Tony Hernández, quien fue trasladado este miércoles a Nueva York y ese mismo día “compareció durante 15 minutos” ante un juez, dijo su abogado en Honduras, Melvin Bonilla, en un comunicado.

Hernández, antiguo parlamentario en el país, compareció hoy de nuevo ante el juez que conoce la causa y se declaró “no culpable”, añadió el abogado.

“Durante la audiencia el juez del caso estableció un periodo de seis semanas para que el Gobierno de los Estados Unidos presente las evidencias sobre este caso y se estableció una fecha del próximo año para la realización de una audiencia de fijación de fianza”, señala el comunicado.

La defensa insistió en que el hermano del presidente hondureño sostuvo “ser inocente de los cargos que le imputan”, y señaló que demanda y vigila “la correcta aplicación de una correcta justicia, el debido proceso y la garantía de la presunción de inocencia”.

El hermano del presidente hondureño fue detenido el 23 de noviembre en Miami y Estados Unidos lo acusa de conspirar para importar cocaína, de usar y portar ametralladoras y otras armas con fines de narcotráfico, de conspirar para su uso y de mentir a agentes federales.

Las autoridades estadounidenses aseguran que Hernández es un narcotraficante “a gran escala” que trabajó con organizaciones en Colombia, Honduras y México para llevar cocaína a Estados Unidos.

De acuerdo al fiscal Geoffrey S. Berman, Juan Antonio Hernández estuvo involucrado “en todas las fases del tráfico a través de Honduras de cargamentos de cocaína de varias toneladas destinados a Estados Unidos”.