Tras dos años de gestión inicia construcción de nueva Jefatura Policial en Olanchito

Yoro. 05 de marzo, 2021.- Con el objetivo de continuar modernizando la infraestructura policial para una mejor atención al ciudadano, así como una dignificación del talento humano institucional, autoridades policiales dieron inicio a la construcción de la nueva Jefatura Policial en Olanchito, Yoro.

Este trabajo se viene gestionando desde el año 2019, con fondos del Banco de Internacional de Desarrollo (BID).

El proyecto se llevará a cabo en la zona de El Mestizal, carretera que conduce hacia Coyoles Central, esto vendrá a repotenciar la capacidad de respuesta en la zona norte del país.

La misma comprenderá un área aproximada de 6 mil 200 metros cuadrados de construcción, espacio que servirá para consolidar los servicios policiales en la zona, en especial la atención a víctimas de violencia intrafamiliar (VIF), derivación, denuncias y patrullaje extendido, entre otros.

Dentro de las áreas de construcción se encuentran:

-Edificio Administrativo: Este servirá para la atención al ciudadano y el despliegue policial en esa zona; el inmueble comprende 44 estaciones de trabajo.

-Plaza de Formación: Ambiente al aire libre, en donde se pueden formar 120 policías aproximadamente, útil para girar instrucciones al personal.

-Dormitorios: Estos tendrán una capacidad máxima para 200 policías. Se propone inicialmente dos módulos con una capacidad de 80 policías.

-Cuarto Módulo de Detención: Cuenta con un área para el registro de detenidos y 5 celdas, una para mujeres menores de edad, una para hombres menores de edad, una para el grupo LGBTI, una para mujeres y una para hombres.-Cuarto de instalaciones varias: En este espacio está dedicado a la logística que permite brindar las condiciones y herramientas de trabajo a los funcionarios.

-Otras edificaciones: Lavandería, cafetería, plaza pública de acceso al complejo, acceso principal y estacionamiento.

La Secretaría de Seguridad a través de la Policía Nacional vela por una mejor atención al ciudadano, la mayor efectividad operacional y la dignificación del funcionario policial.