Tribunal condena a Teodoro Bonilla por el delito de tráfico de influencias

Teodoro Bonilla ha sido declarado este viernes culpable de Tráfico de Influencias agravado en el caso conocido como Shalom.

El tribunal ordenó que Teodoro Bonilla debe ser recluído a la cárcel y pide al INP que lo mande a un lugar donde se resguarde su seguridad.

Bonilla será trasladado al Centro Penal de Támara, en Francisco Morazán.