Trump confirma que se plantea enviar a migrantes irregulares a las ‘ciudades santuario’

El presidente de EE.UU., Donald Trump, advirtió desde su cuenta de Twitter que su Administración está “considerando seriamente la posibilidad de colocar a los inmigrantes ilegales solo en ‘ciudades santuario'”, como respuesta a la negativa de los demócratas para modificar las leyes migratorias en su país.

Se trata de distritos administrados generalmente por dirigentes demócratas donde los extranjeros en situación irregular tienen algunas garantías para evitar juicios o deportaciones.

Según reveló este viernes The Washington Post, el líder republicano había propuesto esta idea previamente dos veces, y ahora los tuits de Trump confirman que esa información es real: “Esto se debe al hecho de que los demócratas no están dispuestos a cambiar nuestras muy peligrosas leyes de inmigración”, escribió el político.

Por último, añadió con ironía: “La izquierda radical siempre parece tener una política de fronteras abiertas (armas abiertas), ¡así que esto debería hacerlos muy felices!”.

Según el medio estadounidense ya citado, que tuvo acceso a correos electrónicos, la intención de Trump se corresponde a una presunta represalia contra la oposición por haber puesto obstáculos en la obtención de fondos para construir el muro fronterizo con México.

Además, ese diario norteamericano sostiene que la Casa Blanca ya presionó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para llevar a cabo esta idea. Dos denunciantes independientes, miembros de ese organismo, dialogaron con el Post de forma anónima para concretar aquella publicación inicial, y los periodistas chequearon los testimonios con otras fuentes oficiales.

Solo fue una “sugerencia”

Los dos momentos en que se intentó realizar la medida fueron muy importantes en el conflicto: en noviembre, una caravana de migrantes se aproximó a la frontera sur de EE.UU., y en febrero, el enfrentamiento del Congreso por el financiamiento del muro alcanzó un punto alto de tensión.

Así, se destaca que el estado de California, el distrito de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, era uno de los destinos para este posible traslado de migrantes detenidos. Aquella congresista es, al mismo tiempo, una reconocida opositora del Gobierno actual.