Trump ordena la paralización inmediata de los aviones Boeing 737 Max

El presidente de EE UU, Donald Trump, ordenó este miércoles suspender los vuelos del Boeing 737 MAX 8 en su espacio aéreo, tal y como ya habían anunciado 42 países tras el accidente de este domingo en Etiopía.

«Emitiremos una orden de prohibición de emergencia respecto a todos los vuelos de los 737 MAX 8 y 737 MAX 9», ha dicho Trump a periodistas en la Casa Blanca, donde aseguró que la decisión se aplicará «con efecto inmediato». El mandatario también ha dicho que «Boeing es una compañía increíble que está trabajando muy duro para encontrar una solución». En línea con la medida anunciada el martes por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), el cierre del espacio aéreo se hace extensivo al Boeing 737 MAX 9.

«La seguridad de los americanos, y de todos los pasajeros, es nuestra prioridad absoluta», ha dicho Trump.  El mandatario ha explicado que cualquier avión de ese tipo que esté actualmente volando llegará a su destino y ahí será inmovilizado «hasta nuevo aviso».  La agencia de la aviación civil en Estados Unidos (FAA, en sus siglas en inglés) confirmó la prohibición poco después del anuncio de Trump.

BOEING MUESTRA SU «APOYO»

 

 

Boeing ha emitido un comunicado inmediatamente después del anuncio de Trump en el que expresaba su «confianza total» en el 737 MAX , pero mostraba su «apoyo» a la decisión de dejarlos temporalmente en tierra en todo el mundo. Este miércoles, Canadá, Irak, Georgia y Ucrania también han prohibido el polémico modelo de Boeing en sus espacios aéreos.

La coincidencia de dos accidentes en un periodo de menos de seis meses en los que se ha visto involucrado el mismo modelo de avión, el primero ocurrido en octubre cuando un Boeing 737 MAX 8 de la compañía Lion Air se estrelló en Indonesia al poco de despegar y el segundo el pasado domingo en la capital etíope, ha levantado dudas en todo el mundo acerca de la fiabilidad del aparato. El pasado martes, el director general de Ethiopian Airlines, Tewolde GebreMariam, admitía en una entrevista que las similitudes entre ambos siniestros son “significativas”.

El accidente de Lion Air puso el foco en el funcionamiento de las sondas de ángulo de ataque conectadas al sistema de estabilización automático del avión, cuyo fallo provocaría que el avión descendiera en lugar de permanecer a una altura estable o subir. Sin embargo, Ethiopian Airlines ha insistido en que es pronto para establecer las causas del siniestro, según informa France Presse. De hecho, los investigadores aún están a la espera de tener acceso a la información de los grabadores de voz y datos. El propio GebreMariam ha asegurado que los pilotos habían informado al control de tráfico aéreo que tenían «problemas de control de vuelo».

REPORTES DE PILOTOS

Este miércoles también se ha desvelado que varios pilotos estadounidenses reportaron a finales de 2018, en una base de datos anónima de la NASA, incidentes con los comandos del Boeing 737 MAX 8. Según documentos públicos consultados por la agencia France Presse, varios de los incidentes parecen estar relacionados con el sistema de control destinado a evitar la desestabilización de la aeronave.

Además, las dos cajas negras del Boeing 737 MAX 8 que se estrelló el domingo serán enviadas a Alemania para su análisis, según han confirmado a Reuters portavoces de Ethiopian Airlines. Asrat Begashaw explicó en nombre de la compañía que la aerolínea carece de los medios técnicos necesarios para descifrar el contenido de los dos dispositivos, encontrados el lunes entre los restos del aparato.

De ese estudio se podrán extraer conclusiones sobre las causas del accidente que ha convulsionado a la industria aeronáutica mundial. Begashaw ha insistido además en que el piloto informó de problemas de control de vuelo —por contraposición a factores externos como las aves o la meteorología— y había solicitado regresar a Adís Abeba. “De hecho, se le permitió regresar”, ha asegurado.

MUCHAS INTERROGANTES

El accidente de la aerolínea Ethiopian Airlines operado con un Boeing 737 MAX 8 ha desatado una catarata de reacciones e interrogantes sobre su repercusión. Aquí damos algunas claves:

 

El vuelo de Ethiopian Airlines operado con un Boeing 737 MAX 8, con origen en Adís Abeba y destino Nairobi, se estrelló el pasado domingo seis minutos después de despegar, a unos 62 kilómetros al sureste del aeropuerto de origen. A consecuencia del accidente murieron todos los ocupantes, 149 pasajeros y 8 tripulantes.

Seis meses antes, el 29 de octubre de 2018, despegaba el vuelo 610 de la aerolínea indonesia de bajo coste Lion Air cubierto por otro Boeing 737 MAX 8 desde Yakarta con destino a Pangkal Pinang , pero a los pocos minutos se estrelló en el mar de Java. Según las investigaciones preliminares, pudieron fallar los sensores que estabilizan el morro del avión durante el despegue mediante un sistema de seguridad informático denominado MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System)

¿Hay similitud entre ambos accidentes?

No hay ninguna evidencia de que el accidente de Etiopía y el de Indonesia respondan a la misma causa porque las investigaciones están en curso. Solo hay varias similitudes en las circunstancias en las que se produjeron. Ambos siniestros tuvieron lugar poco después del despegue. El avión de Lion Air se estrelló 13 minutos después de iniciar el vuelo y el de Ethiopian Airlines a los seis minutos. En ambos casos, los aviones descendieron y luego recuperaron altitud, antes del fatal desenlace.

¿Qué es el Boeing 737 MAX y cuántos hay?

La familia de los Boeing 737 MAX (7, 8 y 9) es la nueva versión de los Boeing 737 (700, 800 y 900), que ofrece capacidad desde 140 a 238 pasajeros, según la configuración. El primer aparato se estrenó comercialmente en mayo de 2017. Actualmente hay operativos unos 350 aviones de este modelo, pero Boeing tiene pendiente de entregar otros 4.636 de pedidos en firme.

¿Cuántas compañías lo operan y cuántas lo han dejado en tierra?

Actualmente, hay 47 compañías que operan vuelos de este modelo, pero 32 de ellas han decidido retirarlos temporalmente. Entre las más importantes, están las aerolíneas chinas como China Southern Airlines, Air China o Shangai Airlines. Por el contrario, las principales aerolíneas estadounidenses (American, Southwest Airlines y United Continental) los mantienen operativos, pero el anuncio de Donald Trump de sumarse al veto hará que los dejen en tierra. La situación puede cambiar tras las prohibiciones de vuelo decididas por las autoridades de distintos países.

¿En qué países se ha prohibido temporalmente el aparato?

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) ha vetado por tiempo indefinido cualquier operación de un 737 MAX 8 y 9 en el espacio aéreo de la UE. Otros países que han restringido las operacionesson China, India, Australia, Malasia, Singapur, Corea del Sur, Indonesia, Emiratos Árabes Unidos, Vietnam, Nueva Zelanda, Líbano, Hong Kong y Guinea Ecuatorial, Ucrania, Georgia, Irak y Canadá, entre otros. Pero el golpe definitivo lo ha dado Estados Unidos que anunció este miércoles la prohibición de los vuelos del aparato.

¿Qué compañías españolas los operan?

Las principales aerolíneas que tienen base en España no vuelan con ese modelo de Boeing o las que tienen pedidos en firme, como Ryanair (110 aviones) o Air Europa (20 aviones), aún no han recibido las primeras unidades. Norwegian, la compañía más afectada en principio ya que dispone de 18 aviones operativos de ese modelo, ha suspendido temporalmente el Boeing 737 MAX 8 en todos sus vuelos hasta que se aclaren las circunstancias.

 

¿Cómo saber si un vuelo es operado con el Boeing 737 MAX?

La aerolínea suele informar del tipo de avión cuando se hace una reserva aunque no siempre. Aena detalla en su página web el modelo en su programación de vuelos y también se puede buscar en aplicaciones como FlightAware y FlightRadar24.

¿Cuáles son las consecuencias económicas para Boeing?

Boeing tiene comprometidos pedidos de los 737 MAX por valor de medio billón de euros, más de la mitad del conjunto de sus pedidos. La crisis no ha tardado en reflejarse en la Bolsa. Desde el accidente de Etiopía, la compañía ha reducido su valor bursátil en 27.000 millones de dólares. Además, se enfrenta a posibles peticiones de indemnizaciones millonarias por parte de las aerolíneas, como ya ha anunciado Norwegian, por los perjuicios causados.