jueves, mayo 23, 2024
29.5 C
San Pedro Sula
VER MAS

    Un antibiótico antiguo podría ser la clave contra las superbacterias

    Un antiguo antibiótico podría ser la clave para combatir las superbacterias, según un estudio realizado por investigadores del Centro Beth Israel Deaconess de la Universidad de Harvard. Este descubrimiento podría proporcionar una solución crucial para las infecciones causadas por bacterias multirresistentes, las cuales representan una de las principales amenazas para la salud pública.

    El equipo liderado por el Dr. James Kirby, de la Facultad de Medicina de Harvard, ha publicado los resultados de su investigación en la revista científica de acceso abierto PLOS Biology. Su estudio se centra en el uso de un antiguo antibiótico llamado nourseotricina, que se encuentra en un hongo del suelo y contiene una molécula compleja llamada estreptotricina.

    - PUBLICIDAD -

    La nourseotricina fue descubierta en la década de 1940 y se creía que tenía el potencial de ser un poderoso agente contra las bacterias Gram negativas, las cuales son especialmente resistentes a otros antibióticos debido a su capa protectora externa. Sin embargo, debido a su toxicidad para los riñones, su desarrollo fue abandonado en ese momento.

    Ahora, debido al aumento de las infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos, los investigadores decidieron volver a estudiar la nourseotricina. Su investigación ha demostrado que una de las formas de la molécula, la estreptotricina-F, es menos tóxica pero sigue siendo altamente efectiva contra las bacterias multirresistentes actuales.

    En el estudio, los científicos caracterizaron la acción antibacteriana y la toxicidad renal de dos formas purificadas de estreptotricinas diferentes, la D y la F. Descubrieron que la forma D era más potente contra las bacterias resistentes a los fármacos, pero también era más tóxica para los riñones. Ambas formas eran altamente selectivas para las bacterias Gram negativas.

    Utilizando la criomicroscopía electrónica, los investigadores demostraron que la estreptotricina-F se une a una subunidad del ribosoma bacteriano, lo que provoca errores en la traducción de las bacterias. Esta interacción de unión es diferente de otros inhibidores de la traducción conocidos, lo que sugiere que la estreptotricina-F podría ser útil cuando otros agentes no son efectivos.

    El Dr. Kirby afirmó que este descubrimiento es prometedor y único, y cree que la estreptotricina merece una mayor exploración como posible terapia para el tratamiento de las infecciones causadas por bacterias Gram negativas multirresistentes. Este estudio proporciona una nueva perspectiva en la búsqueda de nuevos antibióticos para combatir las superbacterias y ofrece esperanzas en la lucha contra las infecciones que se han vuelto cada vez más difíciles de tratar.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora