Un exceso jurídico sentencia contra Romero