Un informe identifica cientos de casos de abuso sexual en la mayor diócesis de Alemania

Cientos de menores sufrieron abusos sexuales en la diócesis de Colonia, la mayor de Alemania, y varios responsables religiosos los encubrieron, según reveló el jueves un informe, cuya publicación obligó a un prelado a dimitir.

El esperado documento de 800 páginas sobre la diócesis de Colonia identificó a 202 responsables de agresión sexual y 314 víctimas entre 1975 y 2018, afirmó a la prensa el abogado al que la Iglesia encomendó la investigación, Bjoern Gercke.

«Más de la mitad de las víctimas eran niños menores de 14 años», dijo Gercke.

Cerca del 70% de los presuntos autores de los abusos sexuales eran miembros del clero y el resto laicos, detalló. Si estos últimos fueron sancionados, no fue el caso de los sacerdotes, subrayó. El informe, sin embargo, no ha podido identificar ninguna falta contra el cardenal Rainer Maria Woelki.

«Esto me da una profunda vergüenza», reaccionó Woelki, que suspendió con efecto inmediato a dos responsables de la Iglesia de Colonia, el obispo Dominikus Schwaderlapp y el titular del tribunal diocesano Guenter Assenmacher, por «encubrimiento» de casos de abusos.

«Los actos deben tener también consecuencias para los miembros del clero», afirmó el cardenal.

«Estoy dispuesto a asumir mi parte»

Entre los eclesiásticos acusados por negligencia en el tratamiento de estos casos, la mayoría de los cuales remonta a los años 1970, figuran el actual arzobispo de Hamburgo, Stefan Hesse, exjefe personal en Colonia, al igual que los dos predecesores, hoy en día fallecidos, de Woelki al frente de la diócesis.

El arzobispo de Hamburgo anunció que pidió al papa Francisco ser «apartado de sus funciones de forma inmediata», aunque negó categóricamente cualquier falta. «Pero estoy dispuesto a asumir mi parte de responsabilidad por el fracaso del sistema», dijo.