Un italiano lega un total de un millón de euros a su perro, que lo salvó de un paro cardíaco

784

Un jubilado italiano legó a su perro antes de morir alrededor de un millón de euros, informa este lunes La Repubblica.

Pasquale Rizzo, fallecido en abril a los 90 años, adoptó a Tor hace siete. Lo halló cerca de su vivienda y muy pronto se hicieron inseparables. Rizzo encontró compañía y el perro también halló un dueño y un hogar.

Tor ha sido muy importante en la vida del jubilado, pues en 2014 le salvó la vida. Rizzo sufrió un ataque cardíaco y gracias a la fuerza de los ladridos de Tor los vecinos fueron alertados de lo que ocurría y llamaron a la ambulancia. Felizmente los servicios sanitarios llegaron a tiempo.

Poco antes de morir a finales del pasado abril a los 90 años de edad, Rizzo, que no tenía herederos directos, pidió a los abogados hacer un testamento para que Tor heredara todos sus bienes. Se trata de dos pisos y dos cuentas bancarias, todo valorado en alrededor de un millón de euros.

A pesar del testamento, según la ley italiana, un animal no puede ser heredero, por eso el juez nombró a un albacea, un amigo de Pasquale que debe velar para que la última voluntad del hombre se cumpla.