Un virus mortífero parecido al ébola se propaga entre los conejos en EE.UU. y México

Miles de conejos salvajes y domésticos de varios estados de EE.UU. y México murieron tras contraer la enfermedad hemorrágica vírica del conejo tipo 2, o RHDV2, por sus siglas en inglés.

«Alguien los vio sufriendo espasmos y gritando. Intentamos hacerles la reanimación cardiopulmonar, pero los conejos murieron en cuestión de minutos. Se convulsionaban, gritaban horriblemente y morían», dijo a The Cut la veterinaria Lorelei D’Avolio, del Centro de Medicina Aviar y Exótica de Nueva York.

¿Cómo actúa?

El virus, cuyo período de incubación dura cerca de tres días, casi no provoca síntomas, y solo reduce el apetito y la energía en parte de los animales. Sin embargo, durante ese periodo ataca las células del hígado del conejo contagiado, causando hepatitis. Además, lesiona otros órganos, como el corazón y los pulmones, y causa la subsiguiente hemorragia interna.

Como resultado, cerca del 90 % de los conejos mueren, precisa el Departamento de Agricultura de California. Los demás se convierten en ‘bombas biológicas’, conservando la capacidad de transmitir el virus durante dos meses.

«Nos referimos a ella como ‘el ébola de los conejos», describe la infección la veterinaria Amanda Jones, de Killeen (Texas).