Una decena de personas han muerto en incendios de viviendas