Una mujer de 104 años pide ser arrestada para estar en «el lado equivocado de la ley»

Anne Brokenbrow, una centenaria británica que vive en un hogar geriátrico de Bristol, confesó tener un sueño poco convencional: «ser arrestada».

«Tengo 104 años y nunca he estado en el lado equivocado de la ley», manifestó Brokenbrow.

De acuerdo con medios locales, la peculiar voluntad de la anciana se dio a conocer luego de que una organización benéfica invitara a los residentes del geriátrico a participar en un evento en el cual todos escribieron en una hoja de papel sus deseos y sus datos personales y depositaron el papel en una urna. Las peticiones fueron colgadas en un «tendedero de los deseos», ubicado en varios locales de una red de tiendas de abarrotes. Esto, con el ánimo de que los compradores que quisieran se animaran a hacer realidad los deseos de los adultos mayores.