Venerado, odiado e influyente, Fidel Castro cumple 90 años

101

Venerado, odiado, influyente, enemigo implacable, gran seductor, sobreviviente. Fidel Castro cumple este sábado 90 años. Y en Cuba hay fiesta. Desde hace meses que en la isla se festeja el aniversario del líder. Se le compuso una sinfonía, una página web, se inauguraron lugares de interés histórico e incluso se hizo una peregrinación en bicicleta hasta su pueblo natal.

“Fidel entre nosotros” es el lema que se puede ver en carteles por las calles de Cuba.

Hace diez años, Fidel “festejaba” de otra manera. En su lecho de enfermo, sosteniendo un diario  del día para demostrara que estaba vivo, dos semanas después de haber dejado sorpresivamente la presidencia. Pero la enfermedad que lo aquejaba entonces no pudo con él, como tampoco pudieron todos los intentos por aniquilarlo.

Para la CIA, Fidel se convirtió en una obsesión, en ese líder inmortal que esquivaba habanos explosivos, batidos envenenados o una “mata hari” enamorada. Nada pudo acabar con Castro, el líder de la revolución cubana, que burló más de 600 complots homicidas.

Fidel fue por décadas el azote del “imperialismo yanqui”. Se convirtió desde los preámbulos de la Revolución que triunfó en 1959, en un hueso duro para Estados Unidos y la principal amenaza a sus intereses en América Latina, donde el líder cubano apoyó movimientos de izquierda y guerrillas de inspiración comunista en las trincheras de la Guerra Fría.

Incluso de antes de 1959, durante el levantamiento en Sierra Maestra, datan los primeros intentos de la CIA por acabar con un “barbudo” Castro. Un listado que incluye al menos 638 atentados entre 1958 y 2000 de los que los servicios secretos cubanos tuvieron constancia, 167 de los cuales estaban en avanzada fase de ejecución en el momento de ser desmantelados.