Venezuela acusa a Guaidó y Duque del «desmantelamiento» de la empresa petrolera colombo-venezolana Monómeros

El ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, ha acusado este viernes al diputado opositor Juan Guaidó y al presidente de Colombia, Iván Duque, del desmantelamiento de la empresa petrolera colombo-venezolana Monómeros.

El también presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) afirmó este viernes que en la compañía de fertilizantes, que es el segundo activo de Venezuela en el exterior, se lleva a cabo «una operación de saqueo» por parte de los enviados del parlamentario opositor e instó a las autoridades a abrir una investigación.

Adelantó que en las últimas tres semanas la junta directiva nombrada por Guaidó despidió a  más de 130 trabajadores venezolanos.

Emergencia en Barranquilla

Quevedo también hizo referencia una una «situación de emergencia» ocurrida en la Planta de Sulfato de Sodio, ubicada en Barranquilla, Colombia, que se encontraba «fuera de servicio y en proceso de desmonte», según un comunicado publicado el pasado jueves.

«Es decir, la empresa y la junta usurpadora reconocen el desmantelamiento para vender por partes, por chatarra, a una empresa operativa. Esto es un robo descarado», enfatizó Quevedo.

Caracas ha señalado al diputado opositor y al personal a su cargo de actuar en «connivencia» con el Gobierno estadounidense para «apropiarse ilegítimamente de los recursos y activos» de Venezuela en el exterior, concentrados en subsidiarias de PDVSA: Citgo (EE.UU.), Monómeros, PDV Caribe y PDV América.

Situación de Monómeros

Pequiven, la principal empresa de petroquímica venezolana, compró en 2006 el 100% de las acciones de la empresa Monómeros, que en el pasado era manejada por un consorcio de empresas públicas y privadas colombianas.

La empresa fabrica los fertilizantes que requiere el sector agropecuario. Al año, la compañía tiene la capacidad para producir 1,3 millones de toneladas de sustancias orgánicas e inorgánicas para la siembra a gran escala.