Venezuela ya supera a El Salvador y Honduras en homocidios, según InSight Crime

633

Venezuela es el país con la tasa más alta de homicidios en la región, superando a El Salvador y Honduras.

Así lo reveló el resumen anual elaborado por InSight Crime. El mismo presenta máximos y mínimos históricos en un 2017 que resultó ser un año excepcional en términos de tasas de homicidios para muchos países de Latinoamérica y el Caribe.

Venezuela: 89 por 100.000

Puede no ser sorpresa dado el escalamiento de las crisis que enfrenta, pero Venezuela encabeza la clasificación de este año como el país más homicida de la región.

El gobierno venezolano lleva más de una década sin divulgar estadísticas nacionales sobre homicidios, pero el Observatorio Venezolano de Violencia ofrece estimativos no oficiales que en general se consideran confiables. El informe más reciente del observatorio señala que hubo un total de 26.616 homicidios en Venezuela a lo largo del año, incluyendo 5.535 a manos de las fuerzas de seguridad.

En abril de 2017, una organización no gubernamental mexicana que prepara un escalafón anual de las ciudades más homicidas del mundo colocó de nuevo a Caracas, capital de Venezuela, en el primer lugar de la lista, con una tasa de homicidios estimada de 130 por cada 100.000 habitantes.

El Salvador: 60 por 100.000

El jefe de la Policía Nacional de El Salvador Howard Cotto anunció que en el país ocurrieron un total de 3.947 homicidios en 2017, lo que arroja una tasa de 60 muertes violentas por cada 100.000 habitantes. Esa cifra es considerablemente alta para los estándares globales, pero constituye una caída notable respecto a la tasa de 2016, de 81,2 por 100.000 habitantes, que había llevado a El Salvador a encabezar el balance de homicidios de 2016.

Aunque el país mejoró su situación de seguridad en 2017 en comparación con los dos años anteriores, siguen presentándose problemas de fondo con las prioridades de las autoridades de orden público y las acciones de las fuerzas de seguridad. Más aún, solo el 12 por ciento de salvadoreños cree que el crimen se redujo en 2017, según una encuesta reciente. Alrededor de dos terceras partes de los encuestados creen que este aumentó.

Jamaica: 55,7 por 100.000*

La situación de seguridad en Jamaica mantuvo una tendencia de deterioro en 2017, alimentada en parte por la desestabilización de las acciones del gobierno contra las pandillas, incluyendo el publicitado lanzamiento de un nuevo plan de seguridad urbana a pesar de sus profundas fallas. Un total de 1.616 homicidios se registraron a lo largo de 2017, casi 20 por ciento por encima del año anterior.

La isla ya había tenido un incremento de 11 por ciento en los homicidios en 2016 en comparación con 2015, y una oleada de violencia a comienzos de 2018 indica que puede mantenerse la tendencia al alza en las tasas de homicidios en Jamaica.

Honduras: 42,8 por 100.000

El fin de año resultó más bien turbulento para Honduras, cuando el país se sumió en otra crisis política.

Y aun así, el saldo anual de muertes violentas en Honduras bajó en 26 por ciento, de 5.150 en 2016 a 3.791 en 2017, equivalente a una tasa de homicidios de 42,8 por 100.000 habitantes. Las autoridades dijeron que las cifras de 2017 marcaron los índices de homicidios más bajos de la década en Honduras.

La pregunta ahora es si el país logrará afianzar esas ganancias, o si la crisis política impulsará a la administración cuestionada a volver a adoptar políticas de seguridad contraproducentes, abandonando o descuidando cruciales reformas de largo plazo.

Brasil: 29,7 por 100.000

Una cifra pasmosa, de 61.283 personas —siete víctimas por hora— suman las víctimas de homicidio en el país con más habitantes de Latinoamérica en 2016, el último año del que hay cifras nacionales disponibles sobre homicidios. Según el Foro Brasileño de Seguridad Pública, recopilador de los datos, el país tuvo una tasa de homicidios de 29,7 por 100.000 habitantes en 2016, un incremento de 4 por ciento en comparación con 2015.

Un síntoma de la crisis de seguridad en Brasil es el desmoronamiento de la relación entre las fuerzas de seguridad y grandes grupos de población, en especial los más desfavorecidos. En 2016, 4.222 ciudadanos cayeron muertos en operativos de seguridad, aunque también hubo un total de 453 soldados y agentes de policía asesinados.

Aunque aún no hay cifras nacionales de homicidios para 2017, la investigación de InSight Crime señala de manera contundente que la situación de seguridad en Brasil ha seguido deteriorándose y puede continuar así en el corto plazo.

Guatemala: 26,1 por 100.000

Guatemala tuvo un total de 4.409 homicidios durante 2017, según un informe anual de la policía, que resultó en una tasa de homicidios de 26,1 por 100.000 habitantes. Esto representa un leve descenso respecto al índice de 27,3 en 2016, cifra mucho menor que la de sus otros dos vecinos en el Triángulo Norte: Honduras y El Salvador.

Sin embargo, como lo registró InSight Crime este año tras una extensa investigación en Guatemala, aún hay mucho por mejorar, pues las fallas en la recolección y análisis de los datos de homicidios no permiten estimar con precisión las causas de la violencia, las cuales darían a las autoridades elementos para refinar sus políticas de seguridad.

Colombia: 24 por 100.000

En 2017, la tasa de homicidios en Colombia cayó a su nivel más bajo en 42 años, según lo anunció el presidente Juan Manuel Santos, cuando proclamó que el país andino había logrado preservar su frágil paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el primer aniversario de los acuerdos de paz.

Sin embargo, persisten retos como el asesinato selectivo de activistas sociales, y las autoridades aún registraron un total de 10.617 homicidios entre enero y noviembre de 2017.