Violencia e inseguridad siguen siendo los motivos de migración