Zona norte vulnerable ante lluvias