domingo, marzo 3, 2024
25.6 C
San Pedro Sula
VER MAS

    77 años contra agresor sexual de menores a quienes ofrecía juguetes y “amistad” para consumar ilícitos

    Tegucigalpa, Francisco Morazán. Agentes de tribunales de la Fiscalía Especial de Protección a la Niñez obtuvieron una sentencia condenatoria por la vía de estricta conformidad en contra de Jeovany Antonio Mondragón Najar quien debe cumplir una pena principal de 77 años de prisión, además la prohibición de residencia y aproximación a las víctimas por el doble de tiempo de la pena de prisión, libertad vigilada por 10 años, el registro en el libro de agresores sexuales, inhabilitación absoluta, suspensión de la ciudadanía, responsabilidad civil y el comiso de algunas piezas de convicción.

    El ahora sentenciado cometió cuatro delitos de agresiones sexuales agravadas, tres delitos de violación agravada y un delito de elaboración y producción de pornografía infantil en perjuicio de tres niños en edades comprendidas de 6 y 15 años. La investigación criminal llevada a cabo con la orientación técnico jurídica del MP precisa que el agresor sexual era empleado de un carwash situado a inmediaciones del bulevar Morazán cuando fue detenido por las autoridades luego que de forma anónima se denunciara que éste se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad de niños que se dedicaban a hacer trabajos en las calles y mendicidad, a quienes “conquistaba” con juguetes y ofrecía una amistad, luego intimidaba hasta consumar los abusos sexuales que eran grabados por Mondragón Najar.

    - PUBLICIDAD -

    Contra el imputado existe abundante carga probatoria testifical, documental, pericial y científica, gracias a una efectiva coordinación de trabajo entre la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) , Dirección de Medicina Forense y fiscales de protección a la niñez, en ese sentido, se optó por la vía de estricta conformidad ya que de manera irrefutable las pruebas determinaron la culpabilidad del investigado quien es sordomudo, ante su discapacidad el MP agradece la colaboración de la intérprete la licenciada Roxana Sarahí Castro Casco quien como un aporte a la sociedad colaboró con su experiencia y conocimiento en todo el proceso penal para asegurar el respeto de las garantías del imputado y de las víctimas.

    El agresor sexual solía portar juguetes y además ganarse la confianza de sus posibles víctimas a quienes se les presentaba como un hombre en extremo amigable y confiable, los fiscales aseguran que pueden existir más víctimas por lo que hacen un llamado a la población en el sentido que de identificar a esta persona como responsable de un abuso inmediatamente lo denuncien a la fiscalía de protección a la niñez.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora