Agentes de las Fuerzas Especiales realizan paro de brazos caídos

Hoy en horas de la noche en la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE), se reportó un paro de “brazos caídos» por parte de agentes policiales, en exigencia de mejores condiciones laborales.

Ante la situación, rápidamente las autoridades de seguridad dieron respuesta a través de un comunicado a los miembros en protesta, y movilizaron otro grupo de agentes a la dirección en mención para controlar el alzamiento y así evitar una rebelión que se propagara a otras unidades armadas.

Las exigencias de los agentes son:

  • Que se revisen los turnos que cubre cada unidad, ya que la mayoría de los agentes deben doblar turnos por la actual coyuntura nacional.
  • Solicitaron se realice un aumento general de salarios ya que muchos de ellos sufren problemas económicos.

Cabe mencionar que este es el segundo conato de rebelión que se da en menos de dos años entre las filas de la fuerzas del orden luego que en 2017, durante la crisis poselectoral, los miembros del Escuadrón Cobras hicieran similares reclamos al gobierno.

Sin embargo, se conoció que las cabezas visibles de aquel alzamiento fueron perseguidos y apresados al imputárseles delitos que supuestamente habrían cometido en el ejercicio de sus cargos.