Campeona juvenil de Rusia muere electrocutada porque su teléfono cayó en la bañera

La rusa Irina Rýbnikova, campeona nacional de pancracio —una disciplina de estilos mixtos de lucha—, ha muerto a los 15 años por la descarga eléctrica que le provocó su teléfono móvil cuando cayó en la bañera en la que se encontraba mientras se cargaba.

El pasado 8 de diciembre, el aparato se resbaló de las manos de la víctima cuando hablaba por teléfono mientras se aseaba en su casa de Bratsk (Irkutsk, Rusia) y entró en contacto con el agua.

Sus familiares descubrieron su cuerpo sin vida posteriormente, debido a que esta joven estaba sola en la vivienda cuando tuvo lugar el accidente. Después, la división local de la Federación Rusa de Pancracio confirmó el suceso y las autoridades abrieron una investigación para esclarecer las circunstancias.

Rýbnikova ganó el campeonato ruso de pancracio en la categoría 57+ hace algunos meses, un logro por el cual la convocaron para representar a Rusia como parte de la selección juvenil de ese deporte en los campeonatos europeos y mundiales de 2019.