Carlos Umaña: Catracho y MAIZ no son “mágicos ni pócimas”, pero bajan la carga viral

El presidente de la Asociación Médica del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de San pedro Sula, Carlos Umaña, aclaró hoy que los tratamientos contra el COVID-19, Catracho y MAIZ “no son mágicos ni pócimas, pero sí muy efectivos para reducir la carga viral”.

Autoridades del Hospital Escuela (HE) advirtieron ayer que sólo aplicarán esas fórmulas con la autorización del paciente contagiado por la enfermedad.

Además, han advertido que nadie debe tomarlos sin prescripción médica ya que por su uso descontrolado puede haber efectos secundarios.

En ese sentido, Umaña dijo que en el Seguro se emplea una combinación de ambos tratamientos, creados por científicos hondureños, «a fin de poder desinflamar el cuerpo del paciente».

Señaló que el protocolo Catracho únicamente es para hospitalización, “porque contiene medicamentos delicados, muchos son intravenosos y requiere un monitoreo constante de exámenes”.

Mientras el tratamiento MAIZ no incluye ningún manejo laboratorial y no tiene medicamentos que van a dañar al cuerpo humano ni les crearán secuelas negativas, afirmó.

Sin embargo, especialistas han advertido que las dosis deben ser indicadas por médicos, ya que se trata de microcidyn, ivermectina, azitromicina y zinc.