Ceibeños molestos por abandono de obras publicas