Colegio de Abogados ciego, sordo y mudo ante muerte de agremiados