Crisis en El Salvador: Bukele llama a la «insurrección»

«Démosle una semana a estos sinvergüenzas. Los convocamos de nuevo si no aprueban el plan. Y si no, yo no me voy a poner entre el pueblo y el artículo 87 de la Constitución. Quedará en sus manos».

Invocando el artículo 87, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, llamaba a la insurrección en caso de que los diputados salvadoreños no aprueben un préstamo para financiar su plan de seguridad contra las pandillas.

Bukele irrumpió este domingo en el Congreso salvadoreño escoltado por militares con rifles de asalto y por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) para presionar a los diputados con el fin de que le aprueben el préstamo de 109 millones de dólares para equipar a sus fuerzas de seguridad.

Esta crisis política en El Salvador comenzó el viernes cuando Bukele convocó una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa para que diera luz verde a la solicitud del Ejecutivo.

La convocatoria se fundamentaba en el artículo 167 de la Constitución salvadoreña, que establece que entre las potestades del Consejo de Ministros está el «convocar extraordinariamente a la Asamblea Legislativa, cuando los intereses de la República lo demanden».