De un 50% es el déficit que tiene San Pedro Sula en elementos policiales