Decenas de familias viven en el crematorio municipal en Juticalpa