El cambio climático está abriendo una tumba nuclear de EE.UU.

El cambio climático está abriendo la cúpula de una tumba nuclear de EE.UU. fruto del programa de pruebas atómicas de la época de la Guerra Fría, la cual se encuentra ubicada en las Islas Marshall, en el océano Pacífico, informó este domingo Los Angeles Times.

De acuerdo con el medio estadounidense, la desgastada cúpula de hormigón, construida hace cuatro décadas, sube y baja con la marea. Esta contiene el equivalente a 35 piscinas olímpicas de tierra y desechos radiactivos —incluidas cantidades letales de plutonio— producidos en el país norteamericano.

Entre 1946 y 1958 EE.UU. detonó 67 bombas nucleares en las Islas Marshall y en sus proximidades, arruinando islas enteras y excavando cráteres en sus lagunas poco profundas, lo cual obligó a cientos de personas a abandonar sus hogares. Además, realizó una docena de pruebas de armas biológicas y arrojó 130 toneladas de tierra irradiada de una prueba realizada en el estado de Nevada. Posteriomente, las autoridades estadounidenses limpiaron el suelo contaminado en el atolón Enewetak.